Mes: noviembre 2014

Wishlist Oysho

Esta semana en uno de mis paseos por Barcelona, estuve de tiendas (momento yoconfieso). Me metí en Oysho porque normalmente los meses previos a Navidad suelen tener unas cosas megabonitas. Acerté. Toda la tienda estaba plagadita de pijamas y ropa gorditos, calcetines abrigaditos, mantas…

Después de la considerable rasca que nos hizo la semana pasada en Copenhague me he planteado seriamente la necesidad de tener más ropa abrigada para estar por casa y pijamas más gruesos. Y ahí estaba, toda esa ropa fluffy bien doblada y colocadita, preparada para que te lances a abrazarla y apachurrarla (porque es de lo que dan ganas, lo sabéis…)

Sigue leyendo

Se busca casa. Razón aquí.

Todo traslado implica, irremediablemente, la cansina búsqueda de una nueva casa. Esto es algo que me pone muy nerviosa como ser casero que soy. Tengo muchos requisitos en lo que a hogares se refiere, no me sirve cualquier cosa. Por ejemplo, no me gustan las cocinas de gas. Desarrollé una especie de fobia a ese tipo de cocinas cuando mi padre me obligaba de pequeña a encender los fuegos con cerillas, de las cortas, y pensaba que me chamuscaría los dedos.

A parte de eso, tenemos millones de cosas, muebles, mueblecitos, adornos, ropa, libros, amigos y familiares que vienen de visita… y todas esas cosas no nos caben en un apartamentito cuqui del centro.

Tiene que ser una casa con mucha luz, pero luz a raudales. Y más cuando aquí brilla por su ausencia en determinadas épocas del año.

Sigue leyendo